martes, 12 de agosto de 2008

Vivir a la contra.


Cuando tu vas, yo vengo de allí. Justo vino la canción cuando pensaba ponerle título a esta "entrada". Y es que no sé si serán las canas en eclosión, un acercamiento tímido al Equilibrio, o la huída hosca y gruñona, como la de un jabalí molesto, en la que estoy ahora mismo, harto de tanta homogeneidad. Creo que es eso, un espanto.

Porque lo que ahora pienso es: ¿Que hay juegos olímpicos? Apaga y huye de tanto colorido falso y tanto empacho de chino. ¿Que hay una tendencia ominosa y borregil por el terrazeo? Yo me acodo en la barra del bar, y me mancho los codos con la espumilla de las cañas. ¿Que está de moda un garito, los Veranos de la Villa, el Circo Price descafeinado y con casa propia? Yo me voy, yo que sé, a Campo Real, a comprar aceitunas, o al pequeño cine estudio, a pasar frio "soliplás" viendo el documental de Jung. Todo a la contra.

¿Telediarios insulsos? Libros oceánicos. ¿Expos del Agua? cercanías de secano, o de horchata. ¿Crisis llorona? Ponga lo que haga falta. ¿Violencia de género? Ignorancia de gónada. Y así, con (casi) todo bicho viviente en dirección contraria, se marcha de maravilla por el carril de la independencia, porque estas carreteras no circulan por el mismo camino. ¿Agosto? Frío en el rostro. Quién dijo miedo, habiendo hospitales. Heterogeneidad, aceras enfrentadas, sol y sombra. Menos mal que todavía no se han puesto a legislar la libertad. Aparte de dejarnos en pelota picada ante la vida y la muerte, más leyes para los opositores, como si no tuvieran ya bastante. Me lo imagino: Ley 50/08, de 7 de agosto, sobre medidas reguladoras de la libertad individual....

Exposición de motivos: Con el fín de regular la libertad de cada ciudadano, y como consecuencia del mal uso y utilización de la libertad individual, este Gobierno proclama el marco legal que garantice a todos un mismo modo de actuar y unas condiciones similares para pensar, con objeto de salvaguardar los intereses generales.... bla bla bla, etc etc. Y si no, al tiempo.



No hay comentarios: